Entrevista exclusiva

Achetoni: "Estamos frente a una situación bastante angustiante"

El actual presidente de la Federación Agraria se mostró muy crítico con las políticas agropecuarias del gobierno. Aseguró que es importante seguir trabajando para ampliar a zona libre de aftosa sin vacunación.

Carlos Achetoni es productor frutícola y vitivinícola, con 7 hectáreas en la localidad de Bowen, General Alvear, Mendoza. Allí produce frutas de carozo y las uvas que procesa con la cooperativa local. Comenzó su actividad gremial en la filial de Federación Agraria General Alvear, de la que llegó a ser presidente. Es el primer referente de economías regionales que llega, ya en 2018, a ser la máxima autoridad de la entidad gremial nacional.

- ¿Cómo describe la situación actual del sector agropecuario?

- La situación que ha quedado desde el año pasado es muy compleja. La falta de producción, el endeudamiento, la falta de cosecha, obviamente…Y en un año en donde ese niño tan anhelado todavía no llega. Y en muchos lugares está poniendo en tensión la posibilidad de cosechar o no trigo, cebada o legumbres y, además está retrasando la campaña gruesa. No hay expectativa en muchos lugares, de siembra inmediata, de maíz, de soja, de girasol. Así que la situación es muy compleja. No hay ni financiamiento, incluso hasta posibilidades de compra de insumos porque faltan dólares. La verdad es que estamos frente a una situación bastante angustiante.

- ¿Y el tipo de cambio que rol ocupa en este problema?

- Bueno, el tipo de cambio es uno de los condicionantes, porque si hubiese un tipo de cambio único no estaríamos con los problemas de insumos que tenemos. Es precisamente porque el dólar para vender tiene el valor de 360 pesos y para después comprar los insumos tiene el valor del dólar real. Entonces, hay una dificultad muy grande con esta situación. Tener una paridad única mejoraría la situación de economías regionales, de todas las producciones, incluso hasta los tambos. Se podría ser competitivo, de forma internacional, ¿no? Y eso, hoy por hoy, no lo podemos hacer.

- Los derechos de exportación han sido, durante mucho tiempo, la gran bandera de los reclamos. ¿Cómo está hoy la situación? Hubo algunas medidas que diferenciaron algunas retenciones.

- La verdad es que no hubo una practica de segmentación, sino hubo un dólar soja uno, dos, tres, un sistema de desafectación as primeras toneladas. Ha habido en las economías regionales una quita importante en casi la totalidad de las producciones, pero no en producciones centrales, como la soja, el maíz y el trigo, que no han tenido modificación. E incluso, en el tema lácteo es una suspensión, no es una quita de retenciones, algo de manera definitiva.

- ¿Esta situación planteada fue un beneficio, en realidad, para para los productores?

- En el sector lácteo, en un tiempo más largo, sí podría llegar a derramar. En lo inmediato, no. Impacta sobre el sector industrial exportador, no sobre el productor. El productor ya vendió la leche. Ya se la pagaron y si no se la pagaron, se la prometieron. Y se la van a pagar, pero por el precio que fijaron y no le van a mejorar nada. Y hay una premisa de que le deben mejorar al productor, pero no es una cuestión de obligación. Entonces es bastante difícil que esto se replique, directamente hacia el productor. Excepto aquel beneficio que le han prometido de prolongarle dos meses más el “estímulo tambero”. Pero no es igual que las economías regionales. La quita de retenciones impacta sobre el sector industrial exportador y no sobre el productor. Y no hay posibilidades de que derrame.

- ¿Y cómo está la situación para el sector vitivinícola? Ud. es de Mendoza, ¿cómo está la situación de la vitivinicultura?

- Bueno, es una situación similar. Con la quita de retenciones, el sector industrial exportador va a tener, digamos, una desafectación de esa carga que pagaba, pero no se va a trasladar, excepto que sea algún productor que esté integrado en una cooperativa y esa cooperativa esté exportando. Caso contrario, no tiene ninguna posibilidad de captar ese beneficio. Y un flagelo que tienen todas las economías regionales, y la vitivinicultura en particular, es el tipo de cambio. El tipo de cambio está imposibilitando ser competitivo en el mundo, con muy buenos vinos, pero con esa deficiencia que tenemos de la dualidad cambiaria que no nos deja estar en el universo como corresponde.

- Es decir que las medidas del gobierno siguen siendo la mayor traba. Digo, ya no es el mercado internacional la gran competencia, sino las propias políticas internas.

- Y lo que sucede es que éste es un año electoral, con 10.000 complicaciones por falta de producción, falta de, obviamente de ingreso de divisas… Difícil para tener una tomar medidas que realmente impacten sobre el sector productivo. Y se están tomando medidas de nivel recaudatorio, y es muy difícil y más en donde se necesita, creo un consenso eh, una convergencia de todas las fuerzas políticas para dar una certidumbre y dar confianza. Y para poder reencauzar la economía argentina. En un momento electoral eso no es posible porque con el desprestigio, la chicana y el denostar al adversario e intentar captar votos y en ese intento ganan o pierden, los políticos. Pero los perdedores reales son la población. Y obviamente que, en nuestro caso, el productor.

- Hay un tema patagónico de interés, que es la barrera sanitaria y la discusión que hubo por el tema de la entrada del asado al sur del paralelo 42. Fue denegado por las fundaciones de aftosa. ¿Cuál es la opinión de la Federación Agraria Argentina sobre este tema?

- Yo creo que el sistema patagónico es bueno. Y hay que ir haciendo todos los deberes posibles para que sea mejor e ir corriendo la barrera. Hay que preservar obviamente las condiciones sanitarias. Y que se puedan ir ampliando cada vez más, esas mismas condiciones y esas posibilidades de inserción. Siempre resguardando la sanidad que tiene ya la Patagonia y que se puedan incorporar otras zonas.

- Ustedes, ¿han tenido reuniones con los candidatos? ¿Tienen expectativas o esperanzas, por lo menos con cambio de gobierno, si hay nuevos aires?

- No hemos tenido reuniones, hemos tenido algún intercambio muy, muy breve, con algún candidato. Y lo que uno está viendo de lo que ellos expresan e incluso en los debates es que la verdad es que están totalmente alejados del sector productivo, que es un sector fundamental de la base económica de cualquier cosa que ellos piensan hacer.

En esta nota

Dejá tu comentario

Las más leídas