Peras y Manzanas

La producción de peras y manzanas cerrará en 1,17 millones de toneladas

La producción comercial de pomáceas en el Valle de Río Negro y Neuquén mostró este año un crecimiento del orden del 20% respecto de la pasada temporada.

Finalmente, la estadística oficial termina confirmando la mayor cosecha de pomáceas registrada durante la presente temporada. La conjunción de datos de distintos organismos oficiales reflejan que la producción efectiva (aquella que tuvo algún tipo de salida comercial) de peras y manzanas de la temporada 2022/2023, se ubicó en torno a las 1,17 millones de toneladas.

La cifra refleja un crecimiento del orden de 20% en términos interanuales y del 8% cuando se computa el promedio del período 2019-2022. En términos absolutos, este año se cosechó poco más de 190.000 toneladas adicionales respecto del año anterior.

Embed

Las cifras reflejadas en este informe se obtienen de la estadística que realiza el SENASA con la salida de fruta hacia el norte de la barrera sanitaria, y los stocks de peras y manzanas que elabora la secretaria de Fruticultura de Río Negro con corte al cierre de octubre.

Los números oficiales aseveran que la presenta ha sido una cosecha de las que se puede denominar como “completa” para el Valle de Río Negro y Neuquén. Sin embargo, este dato positivo no se pudo monetizar como se debería esperar de una cosecha de semejante magnitud, producto de la mala calidad de fruta recolectada. Tanto las peras como las manzanas mostraron serios problemas, en este sentido, durante la presente temporada, reflejado este dato en los altos niveles de fruta que terminó siendo orientada hacia la industria.

La mayor producción efectiva se registro en peras. Los niveles de cosecha proyectados se ubicaron en las 648.100 toneladas, volumen que refleja una suba del orden del 16% en términos interanuales.

Embed

La producción de peras fue la mayor de las últimas cinco temporadas, tomando como referencia los datos oficiales que permitieron elaborar este informe.

En relación a la manzana, se puede remarcar que la cosecha efectiva se ubicó en torno a las 527.500 toneladas, un valor 25% superior a los consolidados en la temporada anterior y del 5% cuando se lo compara con la media registrada en el período 2019-2022.

Embed

Sobre esta especie, se observa que, si fue importante la cosecha 2022/2023 no pudo superar a la de la temporada 2019/2020 que logró una producción comercial efectiva de poco más de 587.000 toneladas.

Metodología del trabajo de cosecha

Los datos presentados en este trabajo se rescatan de informes oficiales realizados por el SENASA y la secretaria de Fruticultura de Río Negro con corte al cierre de octubre, ya definida la temporada. Existen algunos desvíos que se deben tener en cuenta al analizar las tendencias y números finales obtenidos.

-La estadística comercial suministrada por el SENASA no contempla la oferta de fruta que se comercializa en la región patagónica. Según información del sector privado, este mercado ubicado al sur del río Colorado representa alrededor del 5% de las ventas totales que se orientan al mercado interno de todo el país.

-Los stocks en las cámaras frigoríficas que contabiliza la secretaría de Fruticultura de Río Negro, contempla solo el 80% -en promedio- de las cámaras existentes en su territorio y no toma las existentes en Neuquén, que, cabe la aclaración, tienen una incidencia mucho menor.

-La comercialización de manzanas de una temporada comienza en febrero/marzo y finaliza en el mismo período del año posterior. Los datos tomados en este análisis toman como cierre en diciembre (año calendario), por lo tanto, hay que tener en cuenta que los dos primeros meses del año corresponden a la temporada anterior. En todos los años tomados se estandariza esta variante.

Independientemente de estas aclaraciones, y los desvíos que pudiesen existir, los números presentados buscan, ante todo, mostrar tendencias.

En esta nota

Dejá tu comentario

Las más leídas