Malbec

Nueve Malbec que dieron y dan forma a la uva más famosa

Repasamos propuestas de un vino cotidiano, pero con muchos estilos.

De Malbec está hecho el corazón de los vinos argentinos. Es el vino más bebido, el más exportado y el más plantado, desde ya. Alcanza los precios más altos y también ofrece vinos cotidianos, frutados y bien hechos. Es, en suma, un vino con muchos estilos que comparte un nombre sonoro para darle marco a la producción local.

Pero este presente no siempre fue así. Algunos vinos marcan hitos en la historia reciente y definen caminos propios. Propongo un viaje a través de los Malbec de ayer y de hoy que dieron y dan forma al presente de la variedad.

Luigi Bosca Malbec DOC. Mucho de la proyección actual del Malbec se debe a un grupo de productores que decidieron en 1989 ponerlo sobre el tapete, formar una incipiente Denominación de Origen Luján de Cuyo para Malbec y darle renombre. De esos vinos Luigi Bosca es fundacional, vigente desde 1991 ininterrumpidamente, es la piedra angular de la DOC que relanzó el año pasado. Entre los otros productores que la formaron está Norton, que tiene otro importante mérito.

muchas-botellas-vino-tinto-bodega.jpg
El Malbec, la cepa estrella con mayor cantidad de hectáreas cultivadas.

El Malbec, la cepa estrella con mayor cantidad de hectáreas cultivadas.

Norton Malbec 1971. El primer Malbec exportado de la argentina salió con rumbo a Estados Unidos en año 1972. Aquel Malbec tiene un par de méritos fundacionales, además de haber conquistado con su estilo de fruta directa los paladares de la costa Este. Entre los más importantes está la pérdida de la K: hasta ese momento Malbeck se escribía con una k que, el importador, pidió al INV eliminar porque no sonaba latino. Ganó la batalla. En línea dilecta de aquel primer Malbec está hoy Norton Lote Lunlunta, elaborado con las mismas uvas.

Colomé Altura Máxima 2012 (y subsiguientes). Hasta la llegada de este Malbec el techo de la variedad estaba en Mendoza. Pero cuando Altura Máxima salió al mercado, proveniente de un viñedo plantado a 3111 metros en los Valles Calchaquíes se abrió otra frontera para la variedad: un Malbec de frescura elevada y madurez ídem, que dio el puntapié a todo lo que vendrían luego de Humahuaca y otros rincones del NOA.

Adrianna Vineyard River Stone Malbec 2012 (y siguientes). No es el único Malbec en esa sintonía, pero sí uno de los que representa bien el momento actual en el que la parcela, es decir, la mínima fracción de un viñedo puede ser embotellada como un sabor diferente. En este caso, el lecho de un río de Guatallary, Mendoza, que cruza el viñedo Adrianna y cuya frescura y concentración ligera suponen, de paso, un estilo renovado para la variedad.

Zuccardi Concreto Malbec 2014 (y los que siguen). Hay vinos que sintetizan una forma de pensar y hacer vinos. Eso es Concreto. No es que hasta ese momento nadie hubiera elaborado un Malbec sin madera o en piletas de hormigón armado. Pero la aparición de Concreto con la añada 2014 significó la puesta en escena de un ideario que marcaría desde entonces el terreno del Malbec: tintos desnudos y crudos.

pareja-joven-celebrando-dia-san-valentin-mientras-almuerza-vino-juntos (3).jpg
El Malbec es la cepa estrella de la Argentina.

El Malbec es la cepa estrella de la Argentina.

Weinert Estrella Malbec 1977. Raúl de la Mota ya era un enólogo de renombre cuando lo contrató Bernardo Weinert para elaborar vinos de lo que en 1976 se entendía como alta gama: uvas de Luján con un alcohol de 13º y largas crianzas en toneles. La idea era elaborar un vino longevo, que consiguió un año más tarde. Aún hoy ese tinto es prueba del potencial de guarda del Malbec.

Terrazas Grand Malbec. Una de las claves para que el Malbec fuera conocido en el mundo fue la capacidad de parte de las bodegas para combinar distintos orígenes y completar el perfil complejo a un precio módico. Eso es lo que se llama en el mundo Malbec Mendoza. Terrazas Grand es uno de los primeros, junto con Cobos Malbec, en llevar esa ecuación a una alta gama e inaugurar así un escenario de prestigio para ese eetilo.

Krontiras Natural. En la movida de los vinos naturales el Malbec también tiene un hito. El primer Malbec que cautivó paladares y enamoró con su estilo abierto, sin sulfitos, fue el que elaboró Krontiras con uvas de un viñedo de Maipú con la añada 2017. Tinto puro en sabor, delicado en matices y expresivo.

Otronia Malbec. Otra de las variables que definirán el camino del Malbec es el avance sobre la frontera austral. Aún no fue puesto en el mercado, pero ya probé unas barricas de Malbec elaboradas en Sarmiento, el corazón de Chubut. El estilo es el medio cuerpo y la frescura vibrante, con perfume de violetas y flores. Interesante, será un nuevo hito en el camino del Malbec.

En esta nota

Dejá tu comentario

Las más leídas