mundo

Corea del Sur, de país pobre a potencia

Cuando hablamos de capitalismos tardíos, el pequeño país asiático sorprende por donde se lo mire.

Gracias, en parte, a la monumental industria del entretenimiento, el mundo está adentrándose en el milagro económico de Corea del Sur. Occidente sucumbe al hechizo de los BTS, Netflix acelera la inclusión de series basadas en los webtoons coreanos y todos somos testigos de cómo un país que hace unas décadas estaba en la periferia de la economía mundial hoy es uno de los jugadores importantes del mundo desarrollado. ¿Cómo lo hizo? ¿Qué modelo implementó para dar vuelta sus números? ¿Cómo pasó de pobre a potencia?

En medio siglo logró dar vuelta su historia y hacer gala de su poderío económico. Tan sólo con ver el incremento del PBI per cápita refleja el cambio. En 1960, el de Corea del Sur era de 158,2 dólares y de acuerdo a datos de la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, registró un PBI per cápita de 33.591 dólares en 2022. El mismo crecimiento que para Reino Unido significó dos siglos y a Estados Unidos un siglo y medio.

¿Cómo lograron revertir su economía? La inversión en educación, salud y vivienda y las políticas favorables a sectores clave de la industrialización son algunos de los ítems a destacar. También hay un pilar intangible del éxito: la planificación a largo plazo.

nuvotmae.png
El río Han es símbolo de Seúl.

El río Han es símbolo de Seúl.

Pre y post guerra

Hasta 1953 venía de medio siglo de guerras civiles y una invasión japonesa (de 1910 a 1945) que relegó su PBI a un tamaño por entonces similar al de Ghana. Su economía tenía como pilar la agricultura y la exportación tenía una escasa participación en los números del país.

El cambio de rumbo comenzó en la década del 60, cuando un puñado de empresas familiares -denominadas chaebol- se volvieron los pilares de la economía surcoreana. Cuando hablamos de empresas familiares no imaginemos a pymes en ascenso, eran compañías como Samsung, Hyundai y LG.

En aquellos años, el plan del Estado era proteger a algunos sectores clave, a través de una apertura a la importación de bienes y subsidios y crédito barato para la manufactura. Se vieron beneficiados rubros como la maquinaria pesada, la electrónica, las automotrices, las siderúrgicas y las petroquímicas. El país se perfiló estratégicamente como uno orientado a los bienes exportables y no en los de consumo.

La otra decisión (también, estratégica) fue una gran inversión en educación. Este aspecto posibilitó un aumento de capital humano, los profesionales que surgieron fruto de este plan se transformaron en la base sobre la que se apoyaba la nueva Corea del Sur industrial.

l52nimkv.png
Samsung, el

Samsung, el "chaebol". Es un término que procede de la combinación de las palabras "riqueza" y "clan".

Desde el llano

Corea del sur es uno de los conocidos como “países cenicientas”, que partieron desde cero, sin recursos naturales, y que en pocos años lograron dar “el gran salto” en materia de ingreso per cápita en base a su foco en la economía del conocimiento, como Israel o Estonia.

Pero hay que decir que Corea del Sur es el caso más icónico en esta categoría porque se enfrentaba a un escenario más desafiante: el país casi no tiene recursos naturales (importa el 97% de su energía) y su superficie (100.210 kilómetros cuadrados, similar a Chaco) tiene sólo un 30% del suelo no montañoso.

¿Cuándo se convirtió en el mejor alumno en el club de los “tigres asiáticos"? Los economistas coreanos marcan los inicios de esta tendencia hacia fines de los 90, cuando luego de la crisis asiática de 1997 -que obligó a Corea a pedir un préstamo de urgencia al FMI de 57.000 millones de dólares-, el gobierno se comprometió a diversificar y darle nuevos bríos a su economía promoviendo de manera estratégica la “economía creativa” y la producción cultural de exportación.

BTS.jpg
En 2022, epresidente de los Estados Unidos compartió un fragmento de lo que fue su encuentro con los miembros de BTS en la Casa Blanca

En 2022, epresidente de los Estados Unidos compartió un fragmento de lo que fue su encuentro con los miembros de BTS en la Casa Blanca

El poder “army”

También hay quienes remontan el punto de partida a las Olimpíadas de verano de 1988. Otros a la inspiración de emprendedores como Lee Soon-man, quien, luego de estudiar ingeniería computacional en los EE.UU. en los 80 y de ver el éxito de bandas como los Backstreet Boys se propuso “el sueño de globalizar la música coreana”.

Aunque suene extraño de este lado del mundo, pero no debe sorprender el foco en la industria del entretenimiento coreana de estos días. El K-Pop (pop coreano) mueve una proporción nada despreciable del PBI coreano: se estima que solo la banda BTS genera 3500 millones de dólares al año para la economía de la península. BTS es hoy la banda número uno en ventas a nivel mundial y genera un nivel de fanatismo tal que se calcula que el año pasado 800.000 turistas fueron a Corea del Sur debido a su amor por la banda, los fans se reconocen como “army”.

En este punto, resulta evidente que el K-Pop no es solo un género de música De hecho, el gobierno surcoreano lo ha fomentado y hasta es parte de la cartera de inversiones del ministerio de Industria; es una de las principales exportaciones de Corea del Sur, como los semiconductores o los coches.

pexels-ethan-brooke-2376712.jpg
Seúl es la capital de Corea del Sur desde la creación de esta república en 1948,

Seúl es la capital de Corea del Sur desde la creación de esta república en 1948,

El salto que experimentó el país en las últimas décadas también se vio en este rubro. Allá por 2003 las exportaciones de Corea del Sur de K-Pop eran de alrededor de 40 millones de dólares, en 2018 de 5.000 millones. En 2009 la aportación al PIB coreano era del 0,3%, en 2018 era el 1,7% según el Hyundai Research institute. Según el Ministerio de Cultura, Deportes y Turísmo, el K-Pop emplea a más de 90.000 personas. Para el 2031 se espera que el K-pop genere 20.000 millones de PIB, lo mismo que toda la economía surcoreana en 1974.

Los datos son abrumadores. Un estudio del Instituto Hyundai de Investigación Económica determinó que BTS generaba el 0,3% del PIB de Corea en 2019 y 3.900 millones de dólares anuales de ingresos para la economía de Corea, equivalente a 35 empresas medianas. Otras estimaciones hablan de que en realidad mueven 5.000 millones de dólares, el 0,5% del PIB de Corea del Sur.

Corea del Sur sorprende por donde se lo mire, ya sea en una serie de Netflix, escuchando hits de pop, viendo a las army en las redes, siguiendo un webtoons o repasando un informe del FMI. Corea del Sur sorprende por el camino que llevó al país en crisis a la innovación; de la economía de guerra a la industria del entretenimiento; de la agricultura a la exportación; del PBI de Ghana al estándar europeo. Corea del Sur sorprende.

En esta nota

Dejá tu comentario