dólares

¿Dónde guardar los dólares que no pueden ir a los bancos?

Sigue siendo alta la desconfianza entre ahorristas para guardar sus dólares en los bancos. Tips a tener en cuenta frente a alternativas.

Los últimos datos oficiales, dados a conocer por el INDEC, indicaron que al fin del segundo trimestre del 2023 los ciudadanos argentinos almacenan en cajas de seguridad, cuentas bancarias declaradas en el exterior o en billetes en efectivo por fuera del sistema financiero local 271.499 millones de dólares. Los números son enormes; representa alrededor del 70% del PBI de la Argentina o el equivalente a más de dos años completas de sus exportaciones.

El organismo indicó que ese total subió 10.009 millones frente al mismo período del año anterior y 6.551 millones de dólares en relación al cierre del segundo trimestre del 2023.

Todo este dinero es el declarado. Pero existe otra parte que hay que incorporar a estas cifras, sobre la que no hay estadística alguna, que son los dólares no declarados por los argentinos; aquellos que son adquiridos a través del mercado marginal. Algunos analistas aseguran que representan por lo menos el 20% de lo calculado por el INDEC.

No todos los dólares declarados -y menos aún aquellos que no lo están- se atesoran en los bancos, especialmente aquella clase media que se pone como meta ahorrar un puñado de dólares todos los meses, en la medida que su salario lo permita.

La crisis del 2001 sumado a la desconfianza general existente en el sistema financiero, y los altos costos que representa tener una caja de seguridad en el banco (más de 150.000 pesos anuales en algunos casos), hace que muchos ahorristas eligen guardar sus dólares en algún rincón “seguro” del hogar o hasta enterrarlos en algún lugar del jardín. El abanico de posibilidades es amplio, pero también los riesgos.

Esto presenta un gran problema para muchos argentinos que tienen ahorrados sus dólares en lugares o condiciones desfavorables, que hace que los billetes se deterioren, a tal punto de que sean rechazados al momento que son canjeados por pesos o utilizados para la compra de alguna inversión inmueble, por ejemplo.

Es por eso que es importante que, en caso de guardar los ahorros en la casa u otro lugar que se considere “seguro”, los dólares estén bien protegidos para evitar su deterioro.

Claramente, lo más prudente y recomendado es guardar los dólares dentro de cajas fuertes, que se pueden instalar fácilmente en el domicilio. Pero lo cierto es que muchas familias tienen desconfianza a esta alternativa por la ola de robos existentes. En las “entraderas” a las casas, los ladrones es lo primero que buscan. Si los dólares se va a guardar en un ambiente especial de la casa, lo ideal es que no sea en el baño, heladera o bajo tierra. También hay que evitar lugares calurosos o cerca de estufas o caños de agua caliente, para evitar así que los billetes terminen absorbiendo humedad.

Lo que se recomienda es guardarlos en sobres o bolsas de gel de sílice que absorben la humedad logrando el objetivo que se mantengan secos por largos períodos. Los billetes hay que guardarlos en una pila sin doblarlos, cerrando la bolsa con una faja autoadhesiva y envolverla en papel de aluminio para asegurar el objetivo.

Es importante entender este tipo de mecanismos porque una vez deteriorados los dólares, tanto las casas de cambio como los bancos no aceptan billetes manchados.

Independientemente de estas alternativas, no hay que dejar de mencionar que la forma más prudente para el atesoramiento de dólares billete son las cajas de seguridad de los bancos y aquellas que ofrecen también las entidades no financieras.

En esta nota

Dejá tu comentario