La industria pyme retrocedió en julio por segundo mes consecutivo

Desde CAME explicaron la caída en el marco de un "mes atípico por la dinámica electoral", remarcando que muchas empresas tuvieron problemas de stock.

La industria manufacturera pyme registró una nueva retracción en julio, cayendo un 3,2% en comparación con el mismo mes del año pasado y un 2,6% en relación con el mes anterior, de acuerdo al relevamiento elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El retroceso del séptimo mes del año es el segundo de manera consecutiva, que según la entidad gremial-empresaria fue influido por “un mes atípico, marcado por la dinámica electoral, que afectó la normalidad de muchas empresas”, precisando que “por ejemplo, el 54% de las firmas consultadas declararon más problemas para reponer stocks que en el mes de junio”.

Al respecto, se destaca el caso del rubro “Químicos y plásticos” que de acuerdo con el 64,8% de los encuestados, se posicionó como el sector con mayores dificultades para reponer su stock. Por otro lado, el rubro menos afectado por esta problemática fue el Textil, donde el 48% indicó haber tenido dificultades para reponer.

El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) de julio reveló que, en los primeros siete meses del año, la industria pyme mantiene un crecimiento de 0,6% en comparación con igual período de 2022, mientras que la capacidad industrial utilizada en julio se ubicó en 71,9%.

Desde CAME detallaron que “las empresas arrancaron julio en calma, produciendo a pleno, pero sobre la segunda quincena del mes se comenzaron a tensar los mercados y los proveedores retacearon entregas de insumos por temor a próximos aumentos”, asegurando que “las listas de precios también mostraron ajustes más fuertes, que las industrias debieron trasladar al precio de venta por el bajo margen para continuar absorbiendo incrementos”.

Además, indicaron que “los empresarios consultados manifestaron que la variable política fue la que mayor perjuicio les generó, y hay temores sobre las dificultades para mejorar el panorama actual hasta fin de año”.

La mejor performance en julio volvió a tenerla el rubro “Alimentos y Bebidas”, con un crecimiento anual de 4,4% en su producción, a precios constantes. Mientras que la peor, ocurrió en “Papel e Impresiones”, con una caída interanual de 22,9% anual.

En términos de variación interanual acumulada de enero a julio, la situación se repite, siendo “Alimentos y bebidas” el rubro que se destaca con la mejor performance, a raíz de una variación positiva del 5,3%, mientras que “Papel e impresiones” sufrió una caída del 14,8%, comparando con el mismo período del año pasado.

Radiografía de cada sector

Alimentos y bebidas: la producción creció 4,4% anual en julio, a precios constantes, y acumula un aumento de 5,3% en los primeros siete meses del año (frente a igual período de 2022). En la comparación mensual se retrajo 0,8%. Las industrias trabajaron en julio con 74,3% de su capacidad instalada, 1,2 puntos por encima de junio (72,9%).

Indumentaria y textil: la producción aumentó 1,6% anual en julio, a precios constantes, y acumula un crecimiento de 1,4% en los primeros siete meses del año (frente a igual período de 2022). En la comparación mensual tuvo una baja de 2,9%. Las industrias trabajaron en julio con 74% de su capacidad instalada.

Madera y muebles: la producción descendió 4,8% anual en julio, a precios constantes, y acumula un aumento de 1,5% en los primeros siete meses del año (frente a igual período de 2022). En la comparación mensual, la caída alcanzó al 7,9%. Las industrias trabajaron en julio con 75,5% de sus instalaciones, levemente por encima de junio (75,3%).

Metálicos, maquinarias, equipos y material de transporte: la producción se retrajo 4,2% anual en julio, a precios constantes, y se mantiene sin cambios en el acumulado del año. En la comparación mensual se redujo 2,9%. Las industrias trabajaron en julio con 69,9% de su capacidad instalada, 0,6 puntos porcentuales por debajo de junio (70,5%).

Productos químicos y plásticos: la producción cayó 6,2% anual en julio, a precios constantes, y acumula un aumento de 0,7% en los primeros siete meses del año (frente a igual período de 2022). En la comparación mensual tuvo una retracción de 3,3%. Las industrias trabajaron con 65,8% de su capacidad instalada, 2,3 puntos menos que en junio (68,1%).

Papel, cartón, edición e impresión: la producción tuvo una caída anual de 22,9%, a precios constantes, y en los primeros siete meses del año acumula una baja de 14,8% (frente a igual período de 2022). En la comparación intermensual se observó un incremento de +0,5% respecto al mes anterior. Las industrias trabajaron en julio con 77,5% de su capacidad instalada, un nivel alto, pero 3 puntos menor a junio (80,5%).

Dejá tu comentario