Exportaciones

La pera argentina, cada vez menos demandada en los mercados

En poco más de una década perdió 36 destinos internacionales. El número realmente espanta, teniendo en cuenta lo que representaba este tipo de producto en las góndolas internacionales.

Los problemas de pérdida de mercados que se observan sobre la oferta exportable de la región del Valle de Río Negro y Neuquén, no son exclusivos de la manzana. Tal como se informó oportunamente en estas mismas páginas, esta última especie perdió en solo quince años 43 destinos internacionales. La estadística oficial muestra que en 2007 las exportaciones de manzanas llegaban a 59 países, y hoy todo el comercio externo está concentrado en sólo 16 destinos; perdió el 70% de sus mercados.

Cuando se analiza el comercio de peras, se observa la misma tendencia, aunque con algunos matices para destacar.

Los números dados a conocer por al Dirección General de Aduanas (DGA) dan cuenta que en el período 2011-2023 la pera del Valle, un producto que fue muy demandado en el comercio externo, paso de ser comercializada en 66 destinos en todo el globo para terminar en lo que va de este año (ya casi cerrada la temporada) vendiéndose en solo 30 países. Es decir que cedió a terceros en sólo doce años 36 destinos en distintos puntos del mundo. El número realmente espanta, teniendo en cuenta lo que representaba este tipo de producto en las góndolas internacionales.

Embed

“El consumo de pera está cayendo en los principales mercados del mundo. A esto hay que sumarle que existe una competencia cada vez más feroz con otras frutas alternativas, con las que el consumidor tiene más empatía”, resaltó un importante exportador al ser consultado sobre este problema.

Para muchos analistas del sector, e inclusive algunos productores consultados, el ciclo de la pera en el Valle está terminado. “El ajuste es inminente. Las exportaciones están en franca caída y a esto se le suma -a diferencia de lo que ocurre con la manzana- que no tiene una buena salida para el mercado interno. Hay que ver cómo y con qué se reconvierte parte de la superficie que existe hoy con esta especie”, agregó la fuente, que pidió no ser identificada.

Embed

Tal como se detalla en el gráfico adjunto, las exportaciones regionales de peras llegaron a tocar las 470.000 toneladas en 2011 para ubicarse en 2023 en poco más de 281.000 toneladas. El desplome registrado en este período fue del orden del 40%. La relación es lineal entre la caída de las exportaciones y la pérdida de mercados.

Cuando se analizan las estadísticas a nivel mundial, difieren de las de manzanas donde se observaba un clara tendencia creciente en la producción, exportación e importación en estos últimos años. En las peras, el escenario que se presenta al hacer una línea de tiempo, muestra algunas subas y bajas.

Embed

La evolución internacional, tal como se refleja en el cuadro adjunto, muestra que la producción de peras a nivel global se incrementó en torno al 8% durante el período 2011-2023. Este aumento estuvo impulsado, en alta proporción, por la producción china. El resto de los “grandes productores”, entre ellos la Argentina, mostraron una importante retracción sobre esta variable.

Tanto la exportación como la importación descendieron entre un 5-6% mientras que el consumo mostró un salto superior al 20%. “Una primera lectura de estos datos nos muestra que el comercio internacional se contrajo y que los países productores absorbieron muchas más producción propia que en años anteriores”, remarcó el ejecutivo consultado.

En definitiva, y a diferencia de lo que ocurre con la manzana, el ciclo de la pera que se observa en el contexto internacional va en línea con lo que ocurre en el Valle de Río Negro y Neuquén. Pero hay una diferencia, en nuestra región hay que esperar un ajuste mayor sobre esta especie, ajuste que ya se hizo en el resto de los países productores del hemisferio sur hace ya años.

Este tipo de reacomodamiento en las peras en el Valle puede venir de la mano de suprimir superficie en producción y/o de un cambio varietal que le permita ingresar a nichos definidos con ese producto. Claramente, el mundo ya marcó el camino.

En esta nota

Dejá tu comentario

Las más leídas